Hola, mi nombre es Isabel Pecino

Creo que nuestra  tarea en esta vida es aprender, llegar a ser seres divinos en esta tierra a través del conocimiento. Me he dado cuenta que sabemos tan pocas cosas… Gracias al conocimiento nos acercamos a nuestra Verdad. 

Todo es crecimiento y aprendizaje, un crecimiento continuo. Tu cuerpo es importante para que esto se de, un equilibrio físico, mental-emocional y espiritual. 

Lo que perdura eternamente es el Alma y el Espíritu

 

Tú ya tienes todo lo que necesitas, tu Alma conoce el camino, yo solo te ayudo a recordarlo

Mi visión

Simpleza y sencillez

Con poco me gusta hacer mucho, sé por experiencia que los procesos de sanación no tiene que ser complicados necesitan rituales extraordinarios. Tu cuerpo ya tiene la información para sanarse, solo hay que recordarsela.

Soy directa y voy al origen

Estoy a la escucha de tu cuerpo y tu Alma, como en sincronización estos dos se manifiestan, veo los patrones que se han creado y voy directa al origen para sanar, transformar desde la raíz, esto hace que los procesos sean rápidos si tu te los permites.

Compromiso

Estoy comprometida conmigo misma, en mi crecimiento, aprendizaje, a vivir mi vida, a honrar esta encarnación. Me comprometío hace tiempo a compartir mis aprendizajes y experiencias contigo, a darte la mano, a amarte sin condiciones porque decidimos encontrarnos aquí en esta vida para crecer juntos y aprender el uno del otro.

Conoce mi historia

¿Cómo he llegado hasta aquí ?

Como me conoces hoy en día es una evolución personal y profesional que se ha ido dando desde  que tengo memoria sin embargo fue en mi adolescencia donde necesitaba respuestas a la vida y de la vida. Me sumergí en textos budistas, vedicos, en el antiguo testamento porque no entendía por qué la vida funcionaba así, qué estaba haciendo mal para sentirme triste, desubicada, con un anhelo constante de mi hogar, había días en que me echaba de menos y eso no lo entendía………….

QUIEN SOY. Más allá de una identidad formada a lo largo de mi vida, soy un Alma que vino a experimentar la vida, a reír, a llorar, a cabrearme, a pasar por momentos duros y otros no tan duros porque así es como aprendo. Soy un ser humano que está aprendiendo como tú.
.
Desde muy pequeña me preguntaba por qué la vida es como es, quería saber cómo funciona. Tengo la habilidad de ver el Camino de las personas, de ver su Alma y toda la información que está tiene.
.
Siempre he sido muy curiosa, recuerdo irme a la cama preguntándome QUÉ ES DIOS y dónde lo puedo encontrar en mi vida, esto tendría unos 5/6 años o incluso menos, me agobiada mucho no tener respuesta.
.
De forma natural y espontánea entraba en estado regresivo, veía la vida paralela de las personas y hacía proyecciones astrales despierta
.
De adolescente prefería un buen libro antes que salir, y está curiosidad por entender cómo funciona la vida y cómo funciono yo: mis pensamientos, mis sentimientos, mis visiones me llevó a buscar en las filosofías y dogmas de otras culturas: budismo, textos védicos, alquimia, antiguo testamento, hinduismo, veganismo, ….. hasta que me inicié en Reiki con 17 años y encontré algo de paz.
.
Desde muy pequeña escucho a las plantas, sé que información tienen, cómo trabajan a nivel espiritual y emocional, y está información no está en los libros, he aprendido esto en otras varias vidas y es ahora cuando tengo la valentía de compartirlo con el mundo. Todo lo que he estudiado y en lo que me he formado ha sido en búsqueda de mi verdad, de comprender porque funcionó así y como funciona la vida, qué es el Alma. Soy muy experimental, necesito vivirlo y sentirlo para que forme a pasar parte de mi verdad.
.
Siempre me ha encantado andar descalza mirando a las estrellas, desde muy pequeña me digo que soy hija de las estrellas. He encontrado a Dios en un amanecer, en una flor, en un aroma, en una caricia, en una ducha bien caliente, en una taza de café. He tenido grandes revelaciones cocinando, incluso en el baño…..
.
Este es mi lado más íntimo, más atesorado y que en este momento de mi vida estaba gritando por salir de nuevo, por mostrarme y entregarme desde aquí.
.
Sé que tú también tienes un anhelo, una llamada, y que has venido a esta vida con una misión.

isabelpecino-160-scaled.jpg